.

Iván Darío Franco Cárdenas es el fundador de Ivanagro, una empresa que desde hace 22 años se especializa en brindar soluciones para el bienestar animal y el desarrollo agropecuario.

Desde niño estuvo rodeado del comercio y fue su padre quien más lo orientó para convertirse en empresario, sueño que cumplió gracias a su perseverancia, don de servicio y transparencia para los negocios, cualidades que lo distinguen como un importante líder del sector.

Le invitamos a conocer la historia de este reconocido empresario, un hombre apasionado por el fútbol, los caballos y gran coleccionista de imágenes y figuras de cerdos, una de sus más grandes aficiones.

¿Cómo fueron sus inicios como empresario?

Yo trabajé por más de cinco años en la Cooperativa de Porcicultores de Antioquia, allí comencé como mensajero de medio tiempo hasta llegar a jefe de almacén. Me retiré por la crisis que atravesó la Cooperativa, sin embargo a los dos años me volvieron a llamar para continuar trabajando y estuve otros cinco años.

Gracias a esta experiencia conocí la gran oportunidad que había en el mercado de productos veterinarios con énfasis en la porcicultura, que es el gremio que más conozco, por ello renuncié a la Cooperativa con la intención de crear mi propio negocio. Aunque sin plata, conté con el apoyo de personas para que me prestaran el capital y además, tenía la fortuna de conocer muy bien los productos, los clientes y los proveedores. Inicié con un pequeño almacén agropecuario como fuente de sostenimiento familiar.

Después de un tiempo, vi que había crisis en el sector de distribuidores y comencé a visitar consultorios y clínicas veterinarias, lo que me permitió ampliar el portafolio de productos, ya no solo para porcicultores sino también para animales de compañía.

Posteriormente, durante la crisis financiera que atravesó Fedegán entre 2001 y 2002, muchos ganaderos se quedaron sin donde ir a comprar sus productos. En momentos como estos se deben analizar muy bien qué oportunidades hay y fue gracias a una labor de inteligencia que hicimos con los proveedores que comenzamos a atender el mercado para ganadería, otra de las líneas de negocio de la organización.

Entre 2005 y 2006 Coopdinagro, una empresa que agrupaba a los distribuidores  de los municipios, tuvo un mal desempeño y como no tenían la manera de saldar la deuda que tenían con Ivanagro, acordamos que nosotros seguiríamos atendiendo sus clientes.

Fue de esta manera como nos convertimos en mayoristas del mercado. Según el Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, Antioquia tiene 3.000 almacenes agropecuarios, de los cuales Ivanagro atiende 2.700 aproximadamente.

¿Por qué se inclinó por lo agropecuario?

Circunstancias de la vida. Siempre he sido una persona citadina pero me han llamado la atención el campo y los animales. Encontré que dentro de este mercado hay oportunidades muy grandes, por ello me incliné por lo agropecuario.

¿Estudios?

Soy bachiller y cursé un año de Administración y Ventas en la Remington. Me considero empírico, pero ese año de formación superior me colmó de expectativas, creándome conocimientos para llegar a donde estoy ahora con mi negocio.

Cuéntenos sobre Ivanagro ¿Empleos?

La empresa genera alrededor de 100 empleos directos y aproximadamente 70 indirectos, todos en su mayoría profesionales, aspecto en el que siempre he trabajado y considero que es el valor agregado que le damos al cliente, no nos interesa vender por vender sino satisfacer realmente sus necesidades, brindarle la mejor asesoría y entregarle el producto indicado de acuerdo a su solicitud.

¿Qué los diferencia de la competencia?

El secreto de Ivanagro consiste en tener una amplia variedad de productos y gran cantidad de estos. Contamos con aproximadamente 5.500 referencias en productos veterinarios e insumos: ¡Si no lo encuentra en Ivanagro, no lo hay! Somos los primeros en traer todas las novedades que se dan en el mercado.

Participamos en exposiciones y ferias nacionales e internacionales. Trabajamos de la mano con las multinacionales, son nuestros aliados y para las innovaciones siempre contamos con su apoyo.

¿En qué consiste el programa de responsabilidad social “Ivanagro Mejora mi Pyme”?

Mis padres me enseñaron que uno debe compartir, ser solidario y ayudar. Siempre me ha gustado apoyar a los pequeños empresarios para que mejoren sus negocios.

Con “Ivanagro Mejora mi Pyme 1” lo que hicimos fue llevarle internet gratis a los distribuidores, capacitarlos y asesorarlos en temas como la creación de una página web, cómo vender por internet e incursionar en las redes sociales, para que de esta manera se fortaleciera el mercado de cada uno de ellos.

Gracias a la gran acogida que tuvo la fase uno, decidimos continuar con este proyecto y realizamos la segunda con clientes. Esta consistió en llevarles el mismo programa a los administradores y directores de granja para que tuvieran mayor conectividad.

Actualmente estamos en ejecución del tercer proyecto, que consiste en ayudar a los microempresarios para que al año ahorren un 15% de energía, esto con base a la asesoría y ayudas tecnológicas que les estamos brindando.

Con “Ivanagro Mejora mi Pyme” generamos más empleo y ayudamos al proceso de formalización de los pequeños y medianos empresarios. Esta iniciativa la hemos ejecutado en alianza con el Ministerio de las TIC, Impulsa y Bancóldex. Ellos ponen el 65% de los recursos y nuestra organización el 35% restante.

Hasta el momento van más de 3.300 empresas beneficiadas con las tres fases del proyecto, que generalmente duran 18 meses. Es muy satisfactorio cuando la gente le dice a uno que gracias al programa aprendió a manejar un computador, ya sabe comunicarse mejor y su negocio ha crecido.

¿Su familia está involucrada en el negocio?

Afortunadamente sí. Desde un comienzo mi esposa Emilia me ha acompañado, mi hija Jésica ha trabajado por temporadas y a mi hijo Alexander lo estoy entrenando para que me releve. No es fácil, pero ha sido muy grato, es de entender las posiciones, ya que lo familiar y lo empresarial son diferentes.

¿Qué ha significado Fenalco Antioquia para Usted?

Las organizaciones unen y fortalecen los gremios y uno se fortalece con ellos. Considero que ha sido un gran aporte para mí como persona y para mi empresa ser parte de Fenalco Antioquia. Nos hace falta más trabajo entre los mismos sectores y ser más unidos, debemos superar la indiferencia y la idea de que solos podemos hacerlo todo, sabiendo que unidos hacemos más y mejores cosas.

¿Qué consejo puede darle a los nuevos empresarios?

Ser legal, es un beneficio que realmente sí paga. También, debemos unirnos y buscar cosas en común para enfrentar todas las situaciones. Los empresarios estamos en la época en la que tenemos que explotar a Colombia en el sentido comercial y turístico, porque hay mucho por hacer en este territorio tan lindo que es nuestro país. Existe un gran potencial en el turismo ecológico.

¿Qué lo apasiona?

Soy coleccionista de imágenes y objetos de cerdos. En mi casa tengo más de 400 y en la oficina alrededor de 60. Cuando llegué a la Cooperativa de Porcicultores encontré a una persona que los hacía en arcilla y vi la oportunidad de comenzar a venderlos para tener otros ingresos, entonces adoro a los cerditos porque me han mantenido toda la vida. Cuando voy a algún viaje y veo algo alusivo a los cerdos, me lo compro. También me apasiona el fútbol, soy hincha del Atlético Nacional y me gusta montar a caballo.

Una frase…

“Muchos saben que sí se puede, que sí hay oportunidades”

Un color…

Verde, de Fenalco, de Nacional, de Ivanagro, de las montañas

Una comida…

De mar y el cerdo

Un lugar…

Para vivir Medellín y para pasear París

Giseth Pareja Montoya
Jefe de Comunicaciones y Relaciones Públicas
(4) 444 64 44 extensión 4457
301 795 02 79
[email protected]

Canales de atención

Calle 50 # 42 – 54
Medellín – Antioquia

Línea de atención
(+57) 604 444 6444

Línea Soporte al Afiliado 
(+57) 604 444 0408

Email de contacto
[email protected]

© Fenalco Antioquia 2021

Diseñado y desarrollado por Evendi Digital | Afiliado a Fenalco Antioquia | Miembro de la mesa TIC Fenalco Antioquia