.

Susane Seifert es una colombiana de padres y abuelos alemanes, quien decidió seguir la tradición de preparar sus propios alimentos como galletas, mermeladas y panes. Convencida de seguir con su pasión se fue a estudiar repostería a Alemania, se graduó, volvió a Colombia y sin pensar que le daba inicio a una gran empresa comenzó a hacer tortas europeas en su casa. Motivada por la solicitud de sus clientes de vender panes, retornó a Alemania para estudiar panadería. Así comienza la historia de Susi, una reconocida empresa en repostería fina y panadería típica alemana.

Evaristo Piedrahita, Gerente de Susi y esposo de Susane, nos cuenta cómo han sido los 30 años de la organización.

¿Cómo recuerda los inicios de la empresa?

Susane, mi esposa, era la que tomaba los pedidos, los llevaba, facturaba, buscaba los clientes, transportaba las muestras, horneaba, mezclaba, ella sola se encargaba de todo. Luego de 10 años, el negocio de Susane había crecido y ella cada vez me pedía más ayuda. Nos conocimos desde los 18 años y mientras ella se dedicaba a la empresa, yo ejercía una actividad que siempre me ha gustado, los negocios internacionales. Pero en Susi comenzaron a surgir más requerimientos y decidí entregarme por completo a esta repostería artesanal, líder en

snacks saludables. Ese es el origen de Susi, que empezó en la cocina de una casa y todo lo que vemos ahora es el fruto del trabajo y la evolución de 30 años.

¿Por qué decidieron apuntarle a los snacks saludables?

Todo lo que hacemos aquí lo hacemos por convicción, no por tendencia. Es decir, Susane ha traído su mentalidad a la empresa. En Alemania lo que usted se come es supremamente importante, porque ellos son muy sensibles a la calidad y al origen de la comida. Es el país en el mundo en el que más exigencias hay por parte del consumidor, de saber qué ingredientes tiene lo que se está comiendo.

En Colombia en los últimos 2 o 3 años ha crecido progresivamente la sensibilidad de los productos saludables, en Alemania eso ha sido desde siempre, porque allá el pan no se hace con grasa ni azúcar.

¿Cuál es la esencia de Susi?

Nosotros nos consideramos unos emprendedores que tenemos que hacer muchas cosas y realmente una empresa tiene muchos frentes. Hay que ser visionarios, vanguardistas, mirar la investigación y el desarrollo, manejo de personal, mercadeo, tener un departamento comercial. Son muchas cosas, pero nosotros hemos ido haciendo una a la vez y creciendo en estructura, madurar las ideas y encontrar nuestro norte.

Esta historia de pasión y emprendimiento dio un gran giro el 2 de agosto de 2016 a las 2:00 a.m., cuando se presentó un incendio en su planta de producción.

¿Cuéntenos cómo afrontaron esta situación?

Nadie nos preguntó si estábamos preparados, pero sabíamos muy bien que ese era el momento de actuar y nos pusimos en un modo que posteriormente denominamos “modo incendio”, el cual se trata de resolver inconvenientes inmediatamente con muy poca información.

Dentro de este plan algunas actividades se instauraron como eje de acción, centralizando en la tarea que se debe delegar y reconociendo que se tiene que empoderar, confiar en los colaboradores y hacerle seguimiento. El tema más difícil que apareció en ese momento era que teníamos unos frentes de trabajo muy grandes que no eran de nuestro alcance.

¿Cómo empezaron a trabajar nuevamente?

Lo primero que hicimos fue una reunión permanente, como una sala de orquesta y ahí cambió al sistema de trabajo que tengo en la actualidad. Anteriormente era lo clásico, el jefe está en una oficina y pasa a las otras, cada uno en su espacio. Como quedamos sin oficinas, todo estaba en cenizas, sin paredes, sin techo, a la intemperie, nos convertimos en una orquesta, el director era yo con todos los músicos. Ha sido un gran aprendizaje de que juntos se logran los objetivos. Otra cosa asombrosa es que muchas personas llamaron a preguntar qué necesitaba y en qué me podían ayudar, entonces en esa orquesta permanente que se montó desde el 3 de agosto teníamos un sitio de reunión constante, estábamos siempre todos y cada uno tenía sus oficios.

¿Qué consejos les daría a los empresarios?

  1. La obsesión por el logro le permitirá encontrar la manera de hacer posible lo imposible. Puede ser difícil, pero no se puede descansar cuando se trabaja por un sueño.
  2. Aprovechar el capital humano reconociendo que todas las personas que hacen parte de una organización piensan y son capaces de hacer bien las cosas, por eso hay que aprender a empoderar.
  3. Una de las grandes revelaciones para nosotros es el poder de las comunicaciones. Desde que he vivido esta experiencia, increíblemente he respetado un área que yo desconocía. Yo tenía en la cabeza que las comunicaciones eran importantes, pero jamás pensé que era de esa envergadura.
  4. Una cosa que me parece muy valiosa y que nunca antes había percibido es que la marca es demasiado importante, hay que cuidarla muchísimo y darla a conocer, porque la gente si quiere las marcas y la reconocen.
  5. En situaciones de crisis se tiene que tomar decisiones inmediatamente. Cuando enfrentamos el incendio todo era ya, con lo que había y siempre con la posibilidad de fracaso o de equivocación, pero lo importante era resolver. Hay muchas oportunidades o negocios que no se hacen porque uno no resuelve, aunque puede decidir no hacerlo, pero se debe determinar, porque pasa el tiempo y todo queda en espera. Las cosas deben materializarse y avanzar.

¿Qué le ha aportado Fenalco?

Yo he encontrado muchísimas cosas sorprendentes, encontré una comunidad y eso me parece valiosísimo, es decir, yo no tenía la cercanía o el conocimiento que tengo con mis colegas si no hubiera sido por ese Gremio tan maravilloso que es Fenalco, del cual siempre hemos sentido el respaldo para seguir adelante.

Hoy Susi cuenta con 30 colaboradores, tiene dos puntos de venta en Medellín (Centro Comercial Oviedo y Ventura Mall) y hace presencia en el país a través de todas las grandes cadenas, también en minimercados y en el canal tienda a tienda.

Su nueva planta de producción cuenta con la más alta tecnología y continúan siendo líderes en la repostería artesanal y los snacks saludables. En una situación de tanta dificultad, donde algunos pudieron creer que era el fin, Susi decidió renacer.

“Esto nos pasó y no se afectaron ni nuestros clientes, ni nuestros proveedores, ni nuestros trabajadores, se afectaron unas máquinas y la bodega, entonces decidimos seguir adelante, buscar dónde trabajar y reconstruir nuestro negocio”.

Historia de Susi (video)

Giseth Pareja Montoya
Jefe de Comunicaciones y Relaciones Públicas
(4) 444 64 44 extensión 4257
Celular 3017950279
[email protected]

Canales de atención

Calle 50 # 42 – 54
Medellín – Antioquia

Línea de atención
(+57) 604 444 6444

Línea Soporte al Afiliado 
(+57) 604 444 0408

Email de contacto
[email protected]

© Fenalco Antioquia 2021

Diseñado y desarrollado por Evendi Digital | Afiliado a Fenalco Antioquia | Miembro de la mesa TIC Fenalco Antioquia