.

Instalaciones Semillas de Fe

Con el compromiso y la convicción de prestar de manera ética y profesional servicios integrales para adicciones, salud mental y trastornos de conducta, nació hace 20 años la Corporación Semillas de Fe.

Ubicada en el Oriente antioqueño, más exactamente en el kilómetro 31 de la autopista Medellín – Bogotá, Semillas de Fe se esmera día a día por brindarle bienestar y mejorar la calidad de vida de sus usuarios y pacientes.

Dialogamos con el Director Clínico de la institución, Hilder Herrera, quien nos contó acerca de la labor que desarrolla junto con su equipo de trabajo, así como las expectativas que tiene en torno al crecimiento de la Corporación.

Hilder, cuéntenos, ¿cuál es la función que cumple la Corporación Semillas de Fe?

“La institución nació en 2002 con la intención de abordar todo lo que tiene que ver con la problemática del uso indebido de drogas y alcohol, inicialmente, con personas altamente vulnerables, que estaban catalogadas como habitantes de y en situación de calle.

Y después ha ido evolucionando, obviamente los servicios asistenciales para este tipo de conversión van generando ciertas transformaciones y en el momento está constituida como IPS que presta servicios a la red de salud mental del departamento, específicamente trabajamos con tres EPS y también tenemos convenios con municipios y personas que particularmente quieren acceder a nuestros servicios.

Eso está reglamentado por el Ministerio, por la SuperSalud, y se requiere, para el tipo de atención que brindamos, para el tipo de enfermedad o patología que atendemos, se requieren una infraestructura, recursos humanos, científicos y logísticos específicos para poder prestar un servicio con calidad y efectividad”.

¿Dónde están ubicados y cuál es el área de cobertura?

“Tenemos un área de cobertura del Oriente cercano y el Valle de Aburrá, principalmente es nuestra área de influencia. La sede principal, campestre, está ubicada en la autopista Medellín – Bogotá, entre los municipios de Guarne y Rionegro, más exactamente sobre el kilómetro 31 de la autopista”.

¿De qué forma atiende y apoya la Corporación a las personas?

“Brindamos todos los servicios asistenciales básicos. La adicción es una enfermedad crónica y según el tipo de severidad o daño o gravedad con los que llegan nuestros beneficiarios o pacientes, dependerá en gran medida el nivel de atención que requieren.

Contamos con servicios asistenciales básicos, estamos hablando de requerimientos por medicina general, atención con especialista en siquiatría, la corporación cuenta con un toxicólogo para casos específicos, en el orden sicosocial, sicólogos, trabajadores sociales, y también tenemos algunos programas internos de formación y capacitación, algunos por convenio con entidades de capacitación y otros son capacitaciones internas.

Aparte de eso, lo que tiene que ver con alojamiento, alimentación… lo único que el programa no puede incluir es el tema de la farmacología, de medicamentos, que eso sí, según cada caso o cada convenio, se tramita a través del aseguramiento que el paciente tenga”.

¿Cómo se sostiene la Corporación y de qué forma pueden las personas y empresas apoyarlos?

“Como corporación estamos prestando un servicio de salud mental, que para una corporación, en cuanto a costos, genera dificultades, pero estamos prestos a recibir cualquier apoyo de privados, públicos, empresas o microempresas que nos quieran hacer donaciones en especie para poder solventar el mantenimiento, porque además contamos con un programa de responsabilidad social para pacientes sin techo, sin familias, la corporación por su filosofía destina un numero de camas significativo para poder atender a este tipo de personas que no tienen red de apoyo ni familiar ni social, y eso obviamente hace parte de nuestra estructura misional.

Pero estamos prestos a que las personas nos ayuden, también recibimos donaciones de tiempo, de profesionales, que quieran venir a dona parte de su tiempo para compartir saberes, capacitación o conocimiento con nuestros usuarios”.

¿Cómo les ha ido durante la pandemia?

“A la institución como entidad jurídica no la afectó mucho porque pudo verse acogida y beneficiada con algunos programas del Estado que surgieron especialmente para las Pymes, o microempresas, en la parte del sostenimiento del personal y la nómina.

En el servicio como tal, hubo que hacer algunas modificaciones que exigían, y en cuanto a demanda del servicio se incrementó significativamente, apenas estamos empezando a ver los rezagos en los resultados de la enorme afectación que generó los confinamientos de la pandemia en la salud mental y en el incremento de personas que pasaron de ser usadores ocasionales de alcohol y drogas a ser altamente abusadores y dependientes de la sustancia.

Hemos visto un incremento enorme de las solicitudes de ingreso, de adicciones, de consultas externas y obviamente en internación hospitalaria, esto no es un hospital, manejamos un modelo que tiene todos los elementos biomédicos necesarios para el tratamiento de la enfermedad, pero en la parte que implica tratar la enfermedad, es con una participación muy activa de los pacientes y las personas que padecen el trastorno”.

¿Cómo pueden las personas contactarse con ustedes?

“Tenemos nuestra página web, https://semillasdefe.com/, para que conozcan todo lo que quisieran saber acerca de, no solamente del trastorno o enfermedad, sino de cómo se atiende la enfermedad en la institución. Nos pueden contactar en el (604)5302052, ahí se atiende cualquier requerimiento que la comunidad tenga. Y tenemos nuestros perfiles de Facebook e Instagram, pero estamos prestos a atender cualquier requerimiento sin ningún tipo de condicionamiento porque hace parte de la promoción social de la institución”.

¿Cómo le gustaría ver a la Corporación?

“He sido testigo de todo el proceso, llevo muchos años apoyando el proyecto, lo he visto crecer y madurar. Trabajamos en el ámbito de la salud, estamos expectantes de qué va a pasar con las propuestas del Estado en lo que tiene que ver con el sostenimiento de un prestador, porque como IPS que somos necesitamos recursos, somos las prestadoras de los servicios, independientemente de empresa promotora o EPS con la que se trabaje, estamos muy apalancados en este momento por las EPS específicamente, sabemos que todas funcionan como quisiéramos que funcionaran, al menos en lo que tiene que ver con la cartera, con cumplir con la prestación de los servicios para que las IPS, que somos corporaciones y fundaciones y vivimos de los ingresos de los servicios que prestamos.

Semillas de Fe tiene la ventaja de hacer parte de la red de una de las EPS más sólidas del país, Sura, y prestamos servicio con ellos, con muy buena calidad, efectividad y excelente relación interinstitucional y manejo del recurso.

Sin embargo, sabemos que debemos adaptarnos a los cambios para poder seguir prestando la misión social si queremos que la institución siga creciendo, ampliar el numero de camas, que es algo que está en el plan de desarrollo y presta servicios y cubrir un poco más de demanda para que la oportunidad de servicio sea un poco más recurrente”.

¿Desde hace cuánto se encuentra afiliados a Fenalco Antioquia y cómo se han sentido?

“Llevamos bastante tiempo. Ha sido una experiencia muy positiva, primero por la garantía de estar agremiados y siempre que hemos requerido de cualquier tipo de asesoría o acompañamiento, al menos en la parte de los procesos gerenciales y administrativos, hemos encontrado mucha receptividad. Estamos muy satisfechos por hacer parte de la organización”.

¿Qué reflexión quisiera hacer hoy, tras tantos años de labor?

“Lo primero sería invitar a todas las personas, empresarios y microempresarios, a que empecemos a mirar el tema de las adicciones, los trastornos mentales que están asociados a esa patología de consumo de dogas y alcohol de una manera un poco más corresponsable, epidemiológicamente la situación está compleja en el país, el nivel de oferta institucional para tratamientos de rehabilitación se esta quedando corto, las entidades que ya trabajamos y soportamos con evidencias científicas, con manuales, protocolos, buenos procedimientos y prácticas deberíamos contar con un apoyo del sector privado, agremiado, para que se hagan aliados nuestros y para que juntos podamos ayudarle a los jóvenes que hoy en día padecen”.

También te puede interesar «Satori es sinónimo de calidad y belleza»

Canales de atención

Calle 50 # 42 – 54
Medellín – Antioquia

Línea de atención
(+57) 604 444 6444

Línea Soporte al Afiliado 
(+57) 604 444 0408

Email de contacto
[email protected]

© Fenalco Antioquia 2021

Diseñado y desarrollado por Evendi Digital | Afiliado a Fenalco Antioquia | Miembro de la mesa TIC Fenalco Antioquia